lunes, 22 de mayo de 2017

Más bolsitos

Sigo haciendo bolsitos, y reciclando pantalones que no uso:

El primero es un bolsito para llevar colgado de la muñeca. Para ir a trabajar suelo usar bolsos grandes, pero después de comer salimos a dar un paseo, y para no llevar todo el bolso, meto lo imprescindible en un bolsito de este tipo, y es mucho más cómodo.


Está adornado con tres botones forrados con la misma tela que he usado para el forro.



Con las mismas telas, he hecho esta otra bolsita, porque quería probar este tutorial. Para hacerla, solo hace falta tres cuadrados de tela.


Para cerrarla, he puesto unos snaps, y también va adornada con otro botón forrado.

lunes, 15 de mayo de 2017

Bolsito bandolera

He hecho un bolso pequeño, para cuando solo hace falta llevar lo imprescindible. Es un bolso de los que se doblan, que ahora se llevan mucho:



La tela del bolso es de un pantalón que no me valía. He puesto uno de los bolsillos en el frente, para llevar el móvil, o cualquier cosa que quieras tener a mano:


Para sujetar la cadena, he usado dos trabillas del pantalón:


Por dentro va forrado con una tela amarilla de rayas:

lunes, 8 de mayo de 2017

Blusa con pliegues

Siguiendo con mi propósito de hacerme ropa,  me he hecho una blusa sencilla para el verano. La tela es un algodón finito y muy fresco:


Lleva unos pliegues en el centro del escote. El cuello va terminado con bies. El bies es la parte que más me ha costado, y lo que peor ha quedado. Tengo que practicar más.


Las mangas y el bajo van terminados con un dobladillo doble:



Es un patrón gratuito que descargué en Craftsy, que es una página de Estados Unidos donde tienen miles de patrones de costura, ganchillo, punto y más. Algunos son gratuitos y otros de pago. Hay que registrarse para poder acceder a los patrones. Tenéis el enlace aquí.

lunes, 1 de mayo de 2017

Cómo hacer un portanotas.

Como os dije la semana pasada, os voy a explicar cómo hacer los portanotas que os enseñé. Son muy fáciles, y la mayoría de los materiales son reciclados.


Para hacerlos, he usado cartón que sea un poco grueso. Para estos trabajos suelo guardar los cartones grandes donde vienen los fascículos. También podéis usar cajas de galletas. Para forrar los portanotas, usé restos de papel de empapelar, y papel decorado para los porta post-it. También podéis usar papel reciclado como os explicaba aquí.

Por cada portanotas, hay que cortar dos tapas y un lomo. Las tapas tienen que tener medio centímetro más de alto que las hojas que vayamos a usar, y el mismo ancho. El lomo debe ser del mismo largo que las tapas, e igual de ancho que el grosor de las hojas.

El papel en en que lo vamos a forrar debe medir centímetro y medio o dos centímetros más por cada lado. Entre cada tapa y el lomo hay que dejar medio centímetro de separación.



Se cortan las esquinas del papel en diagonal, dejando un par de milímetros. Se pegan las tapas y los bordes. La cinta de doble cara va muy bien.



Se cubre el interior con otro papel o cartulina, que sea medio centímetro más pequeño por cada lado. Hay que marcar los bordes de los cartones, para que se pueda cerrar bien:


Si queréis poner una goma para cerrarlo, se pone antes del papel interior. Hay que hacer un corte del ancho de la goma que quede a un centímetro de cada lateral, en la tapa de atrás.

:
Por esos cortes se mete la goma, y se sujeta por el interior con celo. Después se tapa con el papel interior:



Para hacer el bolsillo interior, se corta una cartulina del tamaño que queráis que tenga el bolsillo, y se añaden dos centímetros más en tres de los lados, que serán las pestañas para pegar el bolsillo.


Se cortan las esquinas, para poder doblar bien las pestañas, y se doblan hacia dentro. En lo que será el borde del bolsillo, se corta un semicírculo.



Ahora ya solo queda pegar a la derecha el bloc de notas, y a la izquierda el bolsillo.